Decisión tomada

 

P1060880

En algún momento habría que hacerlo. No ha sido fácil. Nada. Pero está hecha.

No ha sido la primera vez. Ya tenemos esperanza. Ahora sólo queda trabajar.

Trabajar. Palabra bonita. Palabra jodida. Siempre he escuchado a mi padre decir que sólo le pedía a la vida no quedarse sin trabajo. Y lo entiendo. Y lo está consiguiendo. A pesar de los pesares. Qué cojones los suyos.

Qué difícil son algunas decisiones.

Qué determina nuestras decisiones. La verdad. No lo sé. Miro hacia atrás. Pienso en algunas decisiones tomadas. Y no lo sé. Pero me arrepiento de muy pocas. O eso creo. Las decisiones buenas y malas siempre aportaran algo. Mi primer maestro. Juanma. Creo que, sin saberlo. O sabiendo. Que sabía mucho, eso si. Me enseñó que había que equivocarse por acción. No por omisión. Cuando intentas algo. Puedes fallar. Vas a fallar. Debes fallar. Si no lo intentas, vas a fallar. Sin deberlo. Sin comerlo. Sin beberlo.

La mayoría de las veces me dejé llevar. No sé por qué. O si. Y por quién. Pero no fue malo. Fueron en algunos casos malas decisiones. En otras, muy malas. En otras buenas.

Creo que tengo enemigos. Pasivos. No hacen nada. No tenemos relación. No quieren tenerla. Yo tampoco. Creo. No lo sé. No soy una persona muy abierta. O no me lo considero. Pero tampoco cerrada. No me gusta que alguien pase por mi vida e igual que entró; se vaya. Eso es triste. Pero las hay. Esas personas son mis enemigos. Porque no son amigos. Aunque lo fueron. Pero no quieren serlo. Y eso me fastidia, debo reconocerlo. Personas que me fastidian, que fueron amigos y que ahora no lo son, merecen ser mis enemigos. Creo además, que dí más a esas personas de lo que recibí de ellos. Y eso tranquiliza. Afortunadamente la gente que me ha dado más de lo que ha recibido de mi, siguen a mi lado. Tengo tiempo. Quizá no. Pero bueno, lo solucionaremos.

¿Debe ser una relación de amistad equitativa? Equitativo es igualdad de equidad. Equidad es, entre otros, igualdad de ánimo. En ese caso sí que debería serlo. Pero es difícil. Muy difícil. Imposible. Ni en la amistad ni en el amor hay equidad o puede haberla. Pero sin haberla. O tenerla. Tiene que parecer que la hubiese. Debe ser una falsa equidad. Que parezca equidad. Que se vista de ella. Que huela como ella. Que sea sentible. Palpable. Pero falsa. Porque no es equidad.

Un amigo siempre tiene un ánimo diferente. Puede ser bonito. Bueno. Malo. Interesado. Desinteresado. Pero nunca dos personas tienen el mismo ánimo. Cada vez menos. No sé si por la época que vivimos. Por la edad que tengo. O por la edad que tengo en la época que vivo.

Qué época. Que rara la siento. Vea lo que vea. Escuche lo que escuche. Haga lo que haga. Es rara pero no exótica. Es rara. Pero está homologada. Es tan rara aquí como en España. La gente se ha puesto el disfraz de la rareza. O de la raridad. O del rarismo. Pero eso puedes sentirlo en cualquier parte. Es cómo si todo el mundo fuese gilipollas. Quisiera demostrarlo. E incluso que fuera una exigencia social.

En fin. Que la decisión está hecha.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s