Primer Intento

Puente de Triana

Mañana. Hoy. Empieza. Empiezo.

No ha sido una larga búsqueda. Intensa. Pero no larga. Interesante. Cansada. Resignada. Hay muchas cuestiones que definirían esta búsqueda. La principal: irracional pasiva.

Me explico.

He intentado buscar de la mejor forma que se me ha ocurrido. He aplicado todos los conceptos lógicos que se me han ocurrido. He intentado mejorar. Improvisar. Adaptarme. Pero no estaba dando resultados. Es duro.

Desespera dar lo mejor de ti. No en materia de cantidad. Sino de calidad. Y no obtener la respuesta oportuna. La respuesta oportuna no es la que motiva que estés dando lo mejor de ti. Sino la que te guía. La que te dice por qué no estás teniendo éxito. La que te enseña.

No sé si es que ahora no funcionan las cosas así. Si da igual. No lo sé. No puedo hacer un análisis. Pero esa ha sido mi experiencia. Triste experiencia. “Da igual lo que hagas, no sirves”. Desmotivante.

Y de pronto llegan respuestas.

Pero no respuestas a las dudas expuestas, sino respuestas a las solicitudes hechas. No muchas. De hecho, pocas. Pero llegan.

Y cuando tienes la primera oportunidad te das cuenta de que no sabes por qué te la han dado. Porque no han leído tu exposición. Lo que les has mandado. Simplemente has tenido la suerte de estar en el sitio adecuado en un momento concreto.

Y bueno, te llaman. Te citan. Y vas. Y sale bien. Y todo es bonito. Y todo es de colores. Y súper divertido. Y celebras haber tenido esa posibilidad. Que no sabes por qué la tienes. Pero que la tienes. Y bueno (nuevamente) es tu momento.

Y ahora que son las 10 de la mañana (cuando se publique esto), estaré empezando una nueva página. Una nueva entrada a un blog. Que no sé cuento durará. Quizá hoy. Quizá un par de días. Quizá más. Espero que más. Pero no lo sé.

Voy a darlo todo. No sé en qué sentido porque no sé que esperan de mi. Pero sea lo que sea que esperen, lo daré. Porque ahora soy feliz. Aquí. Y ahora. Y tengo planes. Y esto forma parte de esos planes. Y hay que hacerlo. Y aprender. Y mejorar. Y seguir ganando.

No me deseéis suerte. No me gusta. No la quiero. Prefiero tener ausencia de mala suerte, a concurrencia de suerte. No me creo merecedor. Que la merezca el que crea en ella.

Ahora estaré entrando. Quizá presentándome a alguien. Hablando. Escuchando. Andando porque voy tarde. Quien sabe.

Será bonito vivirlo. Para bien, si es para bien, para mal, si con ello es para bien.

Espero aprender. Ya os contaré.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s