Líderes, Dirigentes y Referentes Sociales

Columna de la victoria

Es hora de acabar con esta entrada. Quede como quede.

Líderes, Dirigentes y Referentes sociales.

He tenido un par de conversaciones relativas a estos tres caracteres en los últimos días.

Es posible que sean la cúspide de la sociedad. Las referencias que siempre necesita un grupo para motivar un actuar.

De más a menos

¿Qué es un referente social?

Para mi, un referente social es una persona no directamente relacionada con los órganos decisorios de poder de una sociedad, pero que sin embargo, crea tendencias dentro de esta. Una persona, en principio, sin aspiraciones políticas.

Son personas que trabajando en ámbitos culturales y sociales gozan de una reputación en su entorno que les coloca en una posición privilegiada a los efectos de ser considerados por los que le rodean como figuras influyentes. Podemos referirnos a un escritor, a un cantante, a un deportista, a un reputado vecino, etcétera.

¿Qué es un dirigente?

En este caso nos encontramos con una persona de dentro de la estructura de mando de una sociedad o estado. Alguien que desarrolla funciones para el desempeño de una labor de gobierno. Existen dirigentes políticos, empresariales, sindicales, etcétera.

Hablamos de personas dentro de unas estructuras superiores que son las que determinan cuáles son los criterios a tener en cuenta. Estos criterios son los que tienen que ser desarrollados por los dirigentes. Y esto es así, ya sean empresas, partidos políticos, patronales, o sindicatos estos supra entes.

Es indudable que puede tener connotaciones positivas o negativas, sobre todo dependiendo del cariz de la supra-estructura dónde se encuentren. Pero en principio, un dirigente social es aceptado por la mayoría. De hecho, no sé si la cuestión es de aceptación o no. Son personas que están dentro de esa estructura y van ascendiendo hasta poder llegar a su posición. Que esa posición venga dada por una elección no determina que tengan una aceptación social. Significa que tienen una aceptación dentro del ente, atendidas las circunstancias.

¿Qué es un líder?

Un líder para mi es una mezcla de los dos anteriores. Es una persona que, en principio no pertenece a la estructura de mando de una sociedad; es una persona que usa su condición de relevancia social por otras cuestiones, como por ejemplo, para acceder a la posición de dirigente. Un líder es capaz de movilizar a la sociedad para que estos persigan sus objetivos.

Los líderes se dividen entre buenos y malos sólo en atención a si sus criterios se han impuesto con el paso del tiempo, o no.

Me preocupa mucho la situación de España.

No hay referentes sociales. Los referentes sociales han estados tan expuestos a la política y al poder que no tienen peso ideológico por si mismos. Referente como un Juez famoso por su trabajo, como escritores reputados, cantantes, deportistas, han prostituido tanto su opinión que hoy día no se ven más que como reflejos de la ideología de algún ente, tipo partido político, tiene como doctrina.

Los dirigente, además, viven al margen de la sociedad. Estoy seguro de que la política que se desarrolla en pequeñas empresas, localidades o grupos es más viva, más real, más apasionada, más democrática. Pero nuestros dirigente hoy día tienen una desconexión total con la sociedad a la que dirigen. Grave problema.

Y esto, es lo que abre la puerta a los líderes. Y a mi no me gustan los líderes.

La inexistencia de referentes sociales está llevando a una sociedad que está desconectada como grupo. Sin ideas. Sin participación. Sin reflejo. Sin ambición. Una sociedad formada por una enorme multitud de individuos que reniegan del resto. Nada nos une. Por nada luchamos. Patético. Pero cierto.

Este es el peor cáncer que puede tener una sociedad. Somos animales sociales. Si nada nos une, estamos unidos por una dinámica. Y esa dinámica por lo tanto puede romperse muy rápidamente.

Dirigir una sociedad sin tener en cuenta a esta no es menos peligroso. Dividir aun más lo que no es más que un cúmulo de individualidades pues acrecenta los síntomas del cáncer antes comentado. Si un dirigente no trabaja por una cohesión social, que no se arrepiente cuando surja una cohesión espontanea dirigida a modificar la condición de estos.

Me da miedo.

España es un caldo de cultivo fantástico para líderes. Para que alguien llegue e identifique un enemigo común. Que además en este caso es fácil. La sociedad como un cúmulo de individualidades sólo tiene un enemigo común. La clase dirigente. La cuestión es que, por suerte, hasta ahora nadie ha liderado ese sentimiento.

Vivimos en una sociedad avanzada. Pero somos avanzados sólo con respecto al pasado. Como hemos sido casi siempre. Esto quiere decir, que esta característica, no va a impedir una ruptura que desembarque en una locura de proporciones inimaginables.

No me gustan los líderes. No me gustan los que movilizan un odio. Los que quieren cambiar las cosas a las bravas. Pero tampoco me gusta la sociedad que tenemos carente de referencias. Y carente de un grupo dirigente que conecte.

Referentes sociales prostituídos, dirigentes ajenos aproblemas sociales, sistemas de control no menos prostituídos (administración de justicia, medios de comunicación,…).

La situación da miedo.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s