Esos días…

Berliner Dom

A veces pasa.

Parece imposible tanta conjugación. Pero sí, existen esos días. Días en los que mejor no haberse levantado de la cama.

Paro para entrar en la página de la Hacienda. Para hacer sangre.

No sé qué conexión hay entre el humor y lo que sucede en tu alrededor. Hay días con mala química. Días que no te sientes bien desde un primer momento. Días en los que el humor es malo. El ánimo es malo. Y normalmente, los acontecimientos siguen con la dinámica de lo que sientes.

Es difícil cambiar esa dinámica de humor para ver cómo se comportan los acontecimientos.

Hoy (por el día en el que lo escribo, y no en el que lo publico) he tenido un día de esos.

He tenido una oportunidad de cambiar la dinámica, y no lo he hecho. No sé qué hubiese pasado. Me arrepiento, pero sólo por el hecho de que ahora podría saber si hubiese servido de algo. Me apunto el experimento para la próxima.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s