Amigos de amigos

Carpeta

Estas semanas estoy un poco enfadado con el tema “amigos”.

En primer lugar, tengo que hablar de los amigos que sabes que te van a fallar, pero no puedes hacer nada para que no lo hagan. Me explico. Tengo un amigo y una amiga. Bueno, tengo muchos. Pero me refiero en concreto a estos dos.

Mi amigo es un chico que conocí de casualidad hace no muchos años. No tenemos mucho en común, pero una cosa u otra ha hecho que hayamos tenido contacto a lo largo del tiempo. Pero sigue sin parecerme una persona de fiar. Sigue pareciéndome una persona de poca confianza. Una persona conflictiva. Pasa el tiempo, y no veo ninguna evolución en la amistad que nos une. A veces siento que busca formas de encontrar problemas. Y desde luego el día que aparezca un problema, él desaparecerá.

A mi amiga si la conozco desde hace muchos años. Le tengo mucho cariño. Me parece una fantástica persona. Pero cuando tiene pareja cambia totalmente. Y no ve lo que pasa a su alrededor. Y no se lo puedes decir. Es un poco complicado. Además sé que me va a fallar en una cosa importante para mi. Yo lo sé, y ella lo sabe. Pero no puedo hacer nada por remediarlo. Llegará el día, me fallará, y entonces podré reaccionar.

En segundo lugar, tengo una amiga con la que tengo una relación un poco como con el amigo de más arriba. Le conozco desde no hace demasiado y, si bien al principio la relación de amistad fue fantástica, hace tiempo que la amistad va cuesta abajo y sin frenos. Cada día es más una extraña con la que en un momento compartí ratos de mi vida. Ahora ella no tiene demasiado interés en mi, ni yo en ella. Pero seguimos actuando (los dos) como si nada. Me imagino que es cuestión de esperar.

En tercer lugar, tengo al amigo que se pone muchas metas que luego no cumple. Cada día me molesta más la gente motivada que después no es capaz de dar ni un solo paso al frente. Que se compromete contigo a hacer cosas que los dos sabemos que no va a hacer. Y no puedes hacer nada. Decirlo creará un problema. No decirlo, también.

En cuarto lugar, tengo al “amigo” caradura. Al amigo que lleva años aprovechándose de la situación. Aprovechándose de la buena fe de la gente. Robando a amigos. Que cada día que pasa tiene menos vergüenza.

Y por último, tengo al amigo que no es amigo. Y te lo hace ver de una forma u otra.

Yo tengo una teoría desde hace muchos años con respecto a los amigos. Para mi, existen tres categorías: conocidos, amigos y familia.

Conocidos son aquellos con los que has compartido algún rato, alguna cerveza, has salido, has compartido clases en la universidad. A lo mejor les conoces desde hace años. Te alegras de verlos. Ellos de verte. Pero la relación no va a más. Puede que un día la relación se diluya, y nunca les eches de menos.

Amigo es todo aquel que está un paso por encima del anterior. Has compartido algo más. Has tenido una relación más cercana. Has pasado momentos más intensos. Pero aun así no puedes esperar tampoco más de ellos que tomar una cerveza de vez en cuando, charlar cuando se tercie, y tenerlos ahí para reir.

Y después viene la familia. Amistad de muchos años. Amistad en la que conoces a su familia, y ellos te conocen a ti. Amigos para lo bueno y para lo malo (que lo han demostrado). Amigos que pasa el tiempo sin verlos, y el día que les ves es como si no hubiese pasado el tiempo. Amigos en los que piensas cuando tienes un buen rato. O cuando te gustaría pasar un buen rato. Gente que te duele.

Yo tengo la suerte de tener muchos de los 3.

Pero hay días en los que no encuentro a ninguno. Salvo al de la foto, que siempre está.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s