¿Cuánto cuesta emprender?

301214416

Como he comentado en las últimas semanas, tengo en mente emprender.

Como es de suponer, lo más importante llegados a la situación de querer empezar a montártelo por tu cuenta es saber cuánto tienes que invertir. De eso quiero hablar hoy, y me gustaría aportar algunos datos interesantes.

O no.

Empecé a escribir esta entrada hace ya unas semanas, y no me ha motivado seguir con ella adelante. ¿Significa eso que no quiero emprender? No, ni mucho menos. Estoy en ello, y la verdad es que estoy muy motivado con la idea. Me está ayudando mucho. Creo que se podrá ver en mis textos.

Significa que no puede hacerse una apreciación concreta de cuánto hay que emprender como regla. En el fondo, no creo que haya una relación directa entre lo que se apuesta por un proyecto, y el resultado que se obtiene. Lamentablemente. O no. Cuando hablamos de emprender no hablamos de sumar. De una ecuación. De un problema matemático. Emprender es algo más.

Son más fuertes las implicaciones personales que las económicas, pero eso si, siempre hay que poder. Emprender un proyecto implica muchas horas de trabajo sin traducción económica. Sin respuesta. Empezar a andar un camino que no sabemos cómo acabará. Y para eso hay que ser más valiente que rico.

En base a mi experiencia, puedo decir que el dinero no fue nunca un problema a la hora de empezar con una idea. Si la idea está clara, y es objetivamente viable (incluso cuando se la explicas a alguien que no tiene ni idea) el dinero no debería ser el mayor obstáculo. El mayor obstáculo es dar el primer paso. Cada paso nos llevará a otro, y si estamos en la dirección correcta las cosas empezarán a funcionar.

Lo que si fue siempre un problema es con quién lo empezaba. Los pasos son más fáciles de dar cuando se dan acompañado. Y ese puede ser un gran error. De hecho, ese fue el mío. Varias veces. Creo que el mejor negocio es el que depende exclusivamente de la decisión de una persona (con otras muchas consideraciones). La jerarquía funciona en los negocios, la democracia no. Mucho menos, cuando estamos al 50% con otro. Mal asunto.

En ese sentido he tenido un cómputo muy amplio de malas experiencias. O al menos experiencias con las que no esto contento. Experiencias en las que dí muchísimo más de lo que recibí. Y en las que repartí más de lo que debiera. Este si puede ser un buen consejo: intenta emprender sólo.

El siguiente problema con el que varias veces e encontré fue el cliente al que me destinaba. Este también es un apartado muy importante. Puedes tener mucho éxito, pero ese éxito no tiene una traducción en dinero interesante. Por ejemplo mi situación ahora. Vivo en Berlín. Aquí hay muchos españoles. Y donde hay españoles, suele haber problemas. El mío, que los españoles de aquí han venido a buscarse una vida que se les ha hecho muy difícil allí de dónde vienen. Tener muchos potenciales clientes, con poca competencia, en este caso, podría no ser interesante si los clientes no tienen dinero. Apuntadlo.

Es complicado esto de emprender, pero gratificante. Lo he pasado mal en muchos momentos. Y los que me quedan por pasarlo relacionado con el pasado. Pero la verdad es que he aprendido. ¿Podría haber aprendido de otra forma? Sin duda. El caso es que reportó. Avancé. Y ahora que me quiten lo bailado. Que me lo quitarán.

Es difícil decir cuanto cuesta emprender. Me imagino que mucho esfuerzo, muchas horas y muchos sinsabores. Y al final, es sólo trabajo. Pero compensa.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s